Descubre las joyas ocultas de Marsella (Guía de viaje 2023)

Marsella, la segunda ciudad más grande de Francia, es un crisol de culturas e historia. Situada en la costa del mar Mediterráneo, ha sido una ciudad portuaria vital durante siglos y ha desempeñado un papel importante en la historia del país. A pesar de ser una ciudad muy conocida, Marsella tiene muchas joyas ocultas que esperan ser descubiertas. Desde playas escondidas y pueblos encantadores hasta arte callejero y monumentos históricos, esta ciudad tiene mucho que ofrecer a quienes estén dispuestos a aventurarse más allá de los lugares turísticos. En esta entrada del blog, descubriremos algunos de los secretos mejor guardados de Marsella y mostraremos las joyas ocultas que hacen que esta ciudad sea realmente única y digna de ser explorada.

He aquí algunas de las mejores joyas ocultas de Marsella:

  1. Calanque de Morgiou
  2. Basílica de Notre-Dame de la Garde
  3. El Panier
  4. La Friche Belle de Mai
  5. Basílica Saint-Victor
  6. Museo del Jabón de Marsella
  7. Jardín de los Vestigios

Conoce Marsella

Marsella es una ciudad situada en el sur de Francia, en la costa mediterránea. Es la segunda ciudad más grande del país y tiene una rica historia que se remonta a más de 2.600 años. Marsella fue fundada por los griegos en el año 600 a.C. y desde entonces ha sido un crisol de culturas, como la fenicia, la romana y la francesa. A lo largo de su historia, Marsella ha desempeñado un papel clave en el comercio marítimo del país, y sigue siendo una importante ciudad portuaria en la actualidad. La ciudad es conocida por su singular mezcla de culturas y su variada arquitectura, que incluye desde antiguas ruinas griegas hasta modernos rascacielos. Marsella también es famosa por su vibrante escena artística, su deliciosa cocina y su impresionante entorno natural, incluidas las Calanques, una serie de acantilados rocosos a lo largo de la costa. Tanto si te interesa la historia, la cultura o la vida al aire libre, Marsella tiene algo que ofrecer a todo el mundo.

Presentemos las joyas ocultas…

1. Calanque de Morgiou

Calanque de Morgiou es una playa aislada situada en el Parque Nacional de las Calanques, a pocos kilómetros de Marsella. Las Calanques son una serie de acantilados rocosos a lo largo de la costa mediterránea que ofrecen unas vistas impresionantes y un paisaje único. El Parque Nacional de las Calanques es una zona protegida y alberga una gran variedad de fauna y flora, incluidas especies endémicas de plantas y animales.

Calanque de Morgiou es una de las más remotas y apartadas de las Calanques, lo que la convierte en una verdadera joya oculta. La playa es relativamente pequeña, lo que la convierte en una escapada íntima y tranquila de la ajetreada ciudad. Los visitantes pueden relajarse en la playa de arena, nadar en las cálidas aguas del Mediterráneo o explorar los acantilados y cuevas cercanos. También hay varios restaurantes y cafés en la zona, que ofrecen delicioso marisco y cocina local.

Calanque de Morgiou es un destino estupendo para los amantes de la naturaleza y los que buscan una escapada tranquila de la ciudad. Con sus impresionantes paisajes, su ubicación aislada y su paisaje único, es una de las joyas ocultas de Marsella que no debes perderte.

Por qué merece la pena visitarlo

Merece la pena visitar Calanque de Morgiou por varias razones:

  1. Belleza natural: Calanque de Morgiou es un lugar impresionante, con sus aguas cristalinas, sus impresionantes acantilados y su exuberante vegetación. La solitaria playa está rodeada de imponentes acantilados y es el lugar perfecto para escapar del ajetreo de la ciudad.
  2. Aventura: Para los que disfrutan haciendo senderismo o explorando la naturaleza, Calanque de Morgiou es un gran destino. La caminata hasta la playa es un recorrido de moderado a difícil a través del Parque Nacional de las Calanques, que ofrece unas vistas impresionantes de los acantilados y la costa mediterránea.
  3. Escapada tranquila: Calanque de Morgiou es una playa tranquila e íntima, lo que la convierte en una gran escapada de la ajetreada ciudad. El pequeño tamaño de la playa hace que los visitantes puedan relajarse y disfrutar de la tranquilidad de la zona, rodeados del hermoso paisaje.
  4. Cocina local: En los alrededores de Calanque de Morgiou hay varios restaurantes y cafés que ofrecen delicioso marisco y cocina local. Es una gran oportunidad para probar los sabores de Marsella y de la región circundante.
  5. Paisaje único: Calanque de Morgiou forma parte del Parque Nacional de las Calanques, una zona protegida que alberga una gran variedad de fauna y flora, incluidas especies endémicas de plantas y animales. Este paisaje único no se parece a nada en el mundo, lo que convierte a Calanque de Morgiou en un destino de visita obligada para los amantes de la naturaleza.

2. Basílica de Notre-Dame de la Garde

La Basílica de Notre-Dame de la Garde, también conocida como Basílica de Notre-Dame de la Garde, es una iglesia católica romana situada en Marsella, Francia. Está situada en una colina que domina la ciudad y es uno de los monumentos más famosos de Marsella. La basílica se construyó a mediados del siglo XIX y se considera un símbolo de la ciudad, ya que ofrece unas vistas impresionantes de Marsella y sus alrededores.

La basílica se diseñó en estilo románico-bizantino, con una mezcla de arcos románicos y cúpulas bizantinas. El exterior está adornado con intrincadas esculturas y decoraciones de mármol, mientras que el interior está revestido de coloridos mosaicos e intrincados frescos. Los visitantes pueden subir a la cima de la basílica para disfrutar de vistas panorámicas de Marsella, incluido el puerto viejo, la Basílica de Santa María la Mayor y el Parque Nacional de las Calanques.

La Basílica de Notre-Dame de la Garde es un destino popular tanto para los marselleses como para los turistas. Los visitantes pueden asistir a misa o a otros servicios religiosos en la basílica, admirar la bella arquitectura y el arte, o simplemente disfrutar de las impresionantes vistas de la ciudad y la costa mediterránea.

La basílica es también un símbolo de esperanza y protección para la ciudad de Marsella, y se considera uno de los lugares de peregrinación más importantes de la región. Una estatua de la Virgen María se alza en lo alto de la basílica, dominando la ciudad y ofreciendo un símbolo de esperanza y protección para los marselleses.

Por qué merece la pena visitarla

Merece la pena visitar la Basílica de Notre-Dame de la Garde por varias razones:

  1. Vistas impresionantes: La basílica ofrece vistas panorámicas de Marsella y sus alrededores, incluido el puerto viejo, el Parque Nacional de las Calanques y la Basílica de Santa María la Mayor. Los visitantes pueden disfrutar de estas vistas desde lo alto de la basílica o desde las terrazas y jardines que la rodean.
  2. Hermosa arquitectura: La basílica se construyó a mediados del siglo XIX y se considera un símbolo de la ciudad. Está diseñada en estilo románico-bizantino, con una mezcla de arcos románicos y cúpulas bizantinas. El exterior está adornado con intrincadas esculturas y decoraciones de mármol, mientras que el interior está revestido de coloridos mosaicos e intrincados frescos.
  3. Rica historia: La Basílica de Notre-Dame de la Garde tiene una rica historia, ya que ha servido como símbolo de esperanza y protección para los marselleses durante más de 150 años. Se considera uno de los lugares de peregrinación más importantes de la región y es un testimonio de la rica cultura e historia de Marsella.
  4. Una experiencia única: Visitar la basílica es una experiencia única y memorable, que ofrece unas vistas impresionantes, una bella arquitectura y una rica historia, todo en un mismo lugar. Tanto si asistes a misa o a otros servicios religiosos, como si admiras el bello arte y la arquitectura, o simplemente disfrutas de las vistas, seguro que vivirás una experiencia inolvidable.
lcs vgt t2mDE Zl3Fo unsplash

3. Le Panier

Le Panier es un barrio de Marsella, Francia, conocido por sus calles estrechas, sus casas de colores y su ambiente encantador. Situado en una colina cerca del puerto viejo, Le Panier está considerado uno de los barrios más antiguos de la ciudad y es conocido por su rica historia y patrimonio cultural.

Algunos de los lugares más destacados de Le Panier son:

  1. Arte callejero: Le Panier es conocido por su vibrante escena de arte callejero, con coloridos murales y arte callejero que cubren muchos de los edificios y paredes del barrio.
  2. Tiendas de artesanía: Las estrechas calles de Le Panier están flanqueadas por una gran variedad de tiendas de artesanía, que venden de todo, desde alfarería y cerámica hasta joyas y tejidos.
  3. Museos: Le Panier alberga varios museos, como el Museo de Artes y Tradiciones Populares y el Museo de la Vieja Marsella. Estos museos muestran el rico patrimonio cultural de la ciudad y la historia de Le Panier.
  4. Cocina local: Le Panier es un lugar estupendo para probar la cocina local marsellesa, incluida la bullabesa, una sopa de pescado tradicional, y una gran variedad de platos de marisco. También hay muchos cafés y panaderías en el barrio, que ofrecen repostería tradicional francesa y café.
  5. Calles pintorescas: Las calles de Le Panier están bordeadas de casas de colores, muchas de ellas adornadas con balcones y contraventanas, que crean un ambiente encantador y pintoresco.

4. La Friche Belle de Mai

La Friche Belle de Mai es un centro cultural situado en el barrio Belle de Mai de Marsella, Francia. Construida originalmente como fábrica de tabaco en el siglo XIX, La Friche se ha transformado en un vibrante centro cultural que acoge diversos actos, exposiciones, conciertos y actuaciones a lo largo del año.

Algunos de los lugares más destacados de La Friche Belle de Mai son:

  1. Arte y Cultura: La Friche es un centro de arte y cultura, con diversas exposiciones, conciertos y actuaciones a lo largo del año. Desde arte contemporáneo hasta música en directo, en La Friche hay algo para todos los gustos.
  2. Espacios de trabajo creativo: La Friche también alberga una variedad de espacios de trabajo creativo, como estudios de artistas, espacios de actuación e instalaciones de producción cinematográfica. Esto la convierte en un centro neurálgico para profesionales creativos y artistas de Marsella.
  3. Comida y bebida: La Friche cuenta con varios cafés, restaurantes y bares, que ofrecen diversas opciones gastronómicas a los visitantes. Tanto si buscas un bocado rápido como una comida tranquila, hay muchas opciones disponibles.
  4. Espacios al aire libre: La Friche tiene varios espacios al aire libre, como un gran patio y varias terrazas, lo que la convierte en un lugar estupendo para relajarse y disfrutar del tiempo soleado. También hay varios parques y jardines en los alrededores del barrio de Belle de Mai, perfectos para pasear o hacer un picnic.

5. Basílica Saint-Victor

La Basílica Saint-Victor es una basílica histórica situada en el corazón de Marsella, Francia. Tiene una rica historia que se remonta al siglo IV d.C., lo que la convierte en una de las estructuras cristianas más antiguas de Francia y uno de los hitos religiosos más importantes de la ciudad.

La basílica fue construida originalmente en el siglo IV d.C. por San Juan Casiano, monje cristiano, como complejo monástico. A lo largo de los siglos, el complejo sufrió varias renovaciones y ampliaciones, y la basílica actual se construyó en los siglos XI y XII.

A lo largo de su historia, la Basílica Saint-Victor ha desempeñado un papel importante en la vida religiosa y cultural de Marsella. En el siglo XVI fue un importante centro de la Contrarreforma, y en el siglo XVII se utilizó como prisión militar durante la Revolución Francesa.

En el siglo XIX, la basílica fue objeto de una importante restauración y renovación, que contribuyó a preservar su patrimonio arquitectónico y su belleza. En la actualidad, la Basílica de San Víctor es un popular destino turístico que atrae a visitantes de todo el mundo por su rica historia, su bella arquitectura y sus impresionantes vistas de la ciudad y el mar.

En conclusión, la Basílica Saint-Victor es un hito importante e histórico de Marsella, con una rica historia que se remonta al siglo IV d.C.. Desde su papel en la Contrarreforma hasta su uso como prisión militar durante la Revolución Francesa, ha desempeñado un importante papel en la vida religiosa y cultural de la ciudad. Si te interesa la historia, la arquitectura o los monumentos religiosos, la Basílica Saint-Victor es un destino de visita obligada en Marsella.

Por qué merece la pena visitarla

Merece la pena visitar la Basílica Saint-Victor por varias razones, como su rica historia, su bella arquitectura y sus impresionantes vistas de la ciudad y el mar. He aquí algunas razones por las que deberías añadirla a tu itinerario cuando visites Marsella:

  1. Rica historia: La basílica tiene una rica historia que se remonta al siglo IV d.C., lo que la convierte en una de las estructuras cristianas más antiguas de Francia y en uno de los hitos religiosos más importantes de la ciudad.
  2. Hermosa arquitectura: La basílica es un impresionante ejemplo de arquitectura románica y gótica, con sus muros, arcos y torres de los siglos XI y XII que crean una fachada bella e impresionante.
  3. Impresionantes vistas: La Basílica Saint-Victor está situada en una colina que domina la ciudad de Marsella, ofreciendo a los visitantes unas vistas impresionantes de la ciudad, el mar y las colinas circundantes.
  4. Importancia religiosa: La basílica es un importante hito religioso de Marsella, y su visita ofrece la oportunidad de conocer la historia del cristianismo en la ciudad.
  5. Importancia cultural: La Basílica Saint-Victor ha desempeñado un papel importante en la vida cultural y religiosa de Marsella durante siglos, lo que la convierte en un importante hito cultural de la ciudad.
abbaye saint victorjorengo2 1920x960 1
Fuente: https://www.marseille-tourisme.com

6. Museo del Jabón de Marsella

El jabón de Marsella, también conocido como Savon de Marseille, es un tipo de jabón que se fabrica en la ciudad de Marsella (Francia) desde hace más de 600 años. El jabón se fabrica con métodos tradicionales y es conocido por su calidad y larga duración. La historia del jabón de Marsella está estrechamente ligada a la historia de la propia ciudad de Marsella.

El museo del jabón de Marsella, situado en el corazón de la ciudad, muestra la historia de la fabricación del jabón en Marsella y las diversas técnicas y herramientas utilizadas a lo largo de los siglos. El museo expone una serie de equipos antiguos de fabricación de jabón, como grandes calderos utilizados para hervir el jabón y diversos moldes utilizados para darle la forma cúbica familiar. Los visitantes del museo también pueden conocer los métodos tradicionales utilizados para producir jabón de Marsella, como el uso de aceite de oliva y sal para crear un jabón duro y duradero.

El museo también ofrece talleres y clases para que los visitantes conozcan el proceso de fabricación del jabón y hagan su propio jabón de Marsella para llevárselo a casa. Además, hay una tienda donde los visitantes pueden comprar auténtico jabón de Marsella y otros productos tradicionales de fabricación de jabón.

La historia del jabón de Marsella es una parte importante del patrimonio de la ciudad y el Museo del Jabón de Marsella ofrece una visión fascinante de esta larga y rica historia. Si te interesa saber más sobre los métodos tradicionales de fabricación del jabón y la historia de Marsella, el museo es una visita obligada.

Por qué merece la pena visitarlo

Merece la pena visitar el Museo del Jabón de Marsella por varias razones:

  1. Conoce la historia de la fabricación del jabón: El museo ofrece a los visitantes la oportunidad de conocer la historia de la fabricación del jabón de Marsella, incluidos los métodos y técnicas tradicionales utilizados para fabricar este emblemático jabón. Los visitantes pueden ver equipos antiguos de fabricación de jabón y conocer el proceso de fabricación del jabón de Marsella.
  2. Experimenta un aspecto único del patrimonio de Marsella: El jabón de Marsella es un elemento básico de la historia y la cultura de la ciudad, y visitar el museo es una forma de experimentar este aspecto del patrimonio marsellés de primera mano.
  3. Haz tu propio jabón: El museo ofrece talleres y clases en los que los visitantes pueden aprender sobre el proceso de fabricación del jabón y hacer su propio jabón de Marsella para llevárselo a casa. Se trata de una actividad única y divertida que proporciona a los visitantes una experiencia práctica del proceso de fabricación del jabón.
  4. Compra auténtico jabón de Marsella: El museo tiene una tienda donde los visitantes pueden comprar auténtico jabón de Marsella y otros productos tradicionales de fabricación de jabón. Es una gran oportunidad para llevarte a casa un pedazo de la historia y el patrimonio de Marsella.
  5. Explora el viejo puerto de Marsella: El museo está situado en el corazón del puerto viejo de Marsella, que es una zona vibrante e histórica de la ciudad. Después de visitar el museo, puedes explorar los alrededores, visitar el mercado cercano o simplemente disfrutar de las vistas y sonidos del puerto viejo.
musee du savon de marseille la licorne soap museum marseille all year
Fuente: https://www.divento.com

7. Jardín de los Vestigios

El Jardin des Vestiges es un jardín y yacimiento arqueológico situado en Marsella, Francia. Está situado en el corazón de la ciudad y es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Francia.

El jardín se creó en la década de 1990 en el emplazamiento de la antigua ciudad griega de Massilia, fundada en el siglo VI a. C. Los visitantes del jardín pueden explorar los restos de la antigua ciudad, incluidos los cimientos de casas, calles y espacios públicos. Los restos se han reconstruido parcialmente para dar a los visitantes una mejor idea del aspecto que habría tenido la ciudad en sus mejores tiempos.

Además de los restos arqueológicos, el Jardín de los Vestigios cuenta con un exuberante jardín con una gran variedad de plantas y flores, así como un pequeño museo en el que se exponen objetos de la antigua ciudad. El museo incluye una serie de exposiciones sobre la historia y la cultura de Massilia, como cerámica, joyas y otros objetos de la vida cotidiana.

Visitar el Jardin des Vestiges es una oportunidad única de retroceder en el tiempo y explorar los restos de una de las ciudades más antiguas de Francia. La combinación del exuberante jardín y los restos antiguos hace que la visita sea tranquila y fascinante. Si te interesa la arqueología, la historia o simplemente quieres explorar un rincón único y hermoso de Marsella, el Jardin des Vestiges merece sin duda una visita.

Por qué merece la pena visitarlo

Merece la pena visitar el Jardín de los Vestigios por varias razones:

  1. Explora los restos de una antigua ciudad: El Jardín de los Vestigios está construido en el emplazamiento de la antigua ciudad griega de Massilia, fundada en el siglo VI a.C. Los visitantes pueden explorar los restos de la ciudad, incluidos los cimientos de casas, calles y espacios públicos, y hacerse una idea de cómo era la vida en esta antigua ciudad.
  2. Conoce la historia y la cultura de Massilia: El jardín cuenta con un pequeño museo en el que se exponen objetos de la antigua ciudad, como cerámica, joyas y otros objetos de la vida cotidiana. Es una gran oportunidad para conocer la historia y la cultura de Massilia y comprender mejor el pasado de la ciudad.
  3. Disfruta de un tranquilo y hermoso jardín: Además de los restos arqueológicos, el Jardin des Vestiges cuenta con un exuberante jardín con una gran variedad de plantas y flores. La combinación de los restos antiguos y el hermoso jardín hace que la visita sea tranquila y relajante.
  4. Descubre un aspecto único de la historia de Marsella: Marsella es una ciudad con una historia rica y diversa, y el Jardin des Vestiges es una forma de descubrir uno de los aspectos más antiguos y singulares de esa historia.
  5. Explora el corazón de Marsella: El Jardin des Vestiges está situado en el corazón de Marsella, cerca del puerto viejo. Después de visitar el jardín, puedes explorar los alrededores, visitar el mercado cercano o simplemente disfrutar de las vistas y sonidos de esta vibrante e histórica zona de la ciudad.

En resumen, merece la pena visitar el Jardin des Vestiges para cualquier persona interesada en la arqueología, la historia o, simplemente, que busque una experiencia única y tranquila en Marsella.

En conclusión, Marsella es una ciudad rica en historia, cultura y belleza natural, y está llena de joyas ocultas que esperan ser descubiertas. Tanto si te interesa visitar monumentos históricos, explorar barrios con encanto o experimentar la vibrante escena cultural de la ciudad, en Marsella hay algo para todos los gustos.

Desde las impresionantes vistas de la Basílica de Notre-Dame de la Garde hasta las pintorescas calles de Le Panier, y desde las serenas Calanques de Morgiou hasta la histórica Basílica Saint-Victor, Marsella es una ciudad que constituye una auténtica joya por derecho propio. Y, con su rica historia y tradiciones, el Museo del Jabón de Marsella es una visita obligada para cualquiera que esté interesado en conocer el patrimonio y la cultura de la ciudad.

Así que, si estás planeando un viaje a Marsella, no dejes de añadir estas joyas ocultas a tu itinerario. ¡No te arrepentirás! Tanto si es la primera vez que visitas la ciudad como si eres un viajero experimentado, seguro que descubres algo nuevo y emocionante en esta hermosa ciudad.


¿TE GUSTA ESTE ARTÍCULO SOBRE LAS JOYAS OCULTAS DE MARSELLA? ¡PÍNCHALO!

Si este artículo sobre las joyas ocultas de Marsella te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos. Significará mucho para nosotros 🙂

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Explore more travel tips