Las mejores atracciones y actividades en Marsella para un viaje de tres días: Guía de viaje 2023

Marsella, situada en la costa sureste de Francia, es una ciudad bulliciosa y vibrante con una mezcla única de encanto del viejo mundo y moderno estilo cosmopolita. Desde su puerto histórico y sus edificios antiguos hasta su próspera escena artística y su deliciosa cocina, Marsella es un destino que no debes perderte.

Tanto si te interesa la historia, la cultura o simplemente empaparte del ambiente local, Marsella tiene algo para todos los gustos. En esta guía, examinaremos más de cerca algunas de las atracciones más populares de la ciudad, como su emblemático Puerto Viejo, su rico patrimonio marítimo y su impresionante Parque Nacional de las Calanques.

Así que haz las maletas y prepárate para una aventura inolvidable en Marsella. Con su rica historia, su impresionante arquitectura y su vibrante cultura, esta ciudad francesa te sorprenderá y encantará.

7 lugares de visita obligada cuando estés en Marsella

  1. Puerto Viejo
  2. Basílica de Notre-Dame de la Garde
  3. Castillo de If
  4. MuCEM – Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo
  5. Palacio Longchamp
  6. Parque Nacional
  7. Parque Nacional Le Panier

+ Consejo extra: Búsqueda del tesoro y visita autoguiada a pie

1. Descubrir el encanto del Puerto Viejo de Marsella

El Puerto Viejo de Marsella, también conocido como Vieux-Port, es uno de los monumentos más emblemáticos e históricos de la ciudad. Está situado en el corazón de Marsella, Francia, y ha sido un bullicioso centro de comercio e intercambio desde la antigüedad. El Viejo Puerto está rodeado por un pintoresco paseo marítimo y alberga numerosos cafés, restaurantes y tiendas.

El Puerto Viejo se remonta a las antiguas épocas griega y romana, cuando servía de puerto principal de Marsella. A lo largo de los siglos, el puerto se ha ampliado y modernizado, pero sigue conservando gran parte de su encanto y carácter históricos. Hoy en día, el Puerto Viejo es un destino popular tanto para turistas como para marselleses, que vienen a disfrutar de sus hermosas vistas y su animado ambiente.

Marseille 1

Los visitantes del Puerto Viejo pueden pasear por el paseo marítimo y ver los barcos ir y venir, o hacer una excursión en barco por el puerto para ver la ciudad desde una perspectiva diferente. El puerto alberga también varios monumentos históricos, como el Fuerte Saint-Nicolas y el Fuerte Saint-Jean, que datan de los siglos XVII y XVIII.

El Puerto Viejo también es conocido por su animado mercado de marisco, donde los visitantes pueden degustar pescado y marisco fresco capturado ese día por los pescadores locales. Y los fines de semana, el puerto cobra vida con un bullicioso mercado callejero, donde los vendedores venden de todo, desde productos frescos hasta artesanía hecha a mano.

Si te interesa la historia, la cultura o simplemente empaparte del ambiente local, el Puerto Viejo de Marsella es un destino de visita obligada. Con su rica historia, sus impresionantes vistas del paseo marítimo y su vibrante ambiente, es fácil entender por qué el puerto ha sido un lugar emblemático y querido de Marsella durante siglos.

2. Basílica de Notre-Dame de la Garde

marseille back

La Basílica de Notre-Dame de la Garde es una impresionante basílica situada en Marsella, Francia. Situada en lo alto de una colina que domina la ciudad, la basílica es uno de los monumentos más emblemáticos de Marsella y un destino popular para los visitantes de la ciudad.

Construida a mediados del siglo XIX, la basílica de Notre-Dame de la Garde es un magnífico ejemplo de arquitectura neobizantina. Su impresionante exterior presenta una mezcla de piedra blanca y azulejos de colores, mientras que su interior está adornado con intrincados mosaicos, vidrieras y esculturas.

La basílica está dedicada a la Virgen María, de quien se cree que protege a la ciudad de Marsella y a sus habitantes. Como tal, es un lugar de gran significado espiritual para muchos marselleses, que acuden a rezar y encender velas en la capilla.

Además de su significado religioso, la Basílica de Notre-Dame de la Garde ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad y de los alrededores. Los visitantes pueden subir a lo alto del campanario de la basílica, de más de 45 metros de altura, para contemplar vistas panorámicas de Marsella y el mar Mediterráneo.

3. Castillo de If

El Castillo de If es una fortaleza histórica situada en una pequeña isla frente a la costa de Marsella. Es famosa por ser el escenario de la novela clásica de Alejandro Dumas, El Conde de Montecristo. La fortaleza se construyó en el siglo XVI para defender Marsella de los ataques del mar.

marseille carousel 2 2 1

El castillo de If es una popular atracción turística y se puede acceder a él en barco desde el Puerto Viejo de Marsella. Los visitantes de la fortaleza pueden explorar sus mazmorras, murallas y torres, y conocer su historia como prisión de presos políticos y religiosos.

Uno de los presos más famosos del castillo de If fue el legendario líder protestante francés Philippe de Mornay. Fue encarcelado allí durante varios años a finales del siglo XVI.

En la actualidad, el castillo de If es un destino popular para los aficionados a la historia y a El Conde de Montecristo. Los visitantes también pueden disfrutar de unas impresionantes vistas de Marsella y del mar Mediterráneo circundante desde las torres y murallas de la fortaleza.

Tanto si te interesa la historia, la literatura o simplemente empaparte de la cultura local, el Castillo de If es un destino de visita obligada para cualquiera que explore Marsella y la región circundante.

4. Museo de las Civilizaciones Europeas y Mediterráneas

marseille carousel 5 2 1

El Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo, también conocido como MuCEM, es un museo de categoría mundial situado en Marsella (Francia). El museo se centra en la historia y la cultura de la región mediterránea, y es uno de los mayores museos de este tipo del mundo.

Inaugurado en 2013, el MuCEM está situado frente al mar, en un moderno edificio diseñado por el arquitecto Rudy Ricciotti. Las colecciones del museo abarcan una amplia gama de temas, como el arte, la antropología, la arqueología y la historia, con especial atención a la región mediterránea.

Los visitantes del MuCEM pueden explorar las amplias colecciones del museo a través de diversas exposiciones y muestras. Algunas de las más destacadas son la Galería Mediterránea, que ofrece una visión global de la historia y la cultura de la región, y la Galería del Mediterráneo, que muestra arte contemporáneo y prácticas culturales de la cuenca mediterránea.

El MuCEM también ofrece una serie de programas y actos, como conferencias, talleres y conciertos, que lo convierten en un destino dinámico y atractivo para visitantes de todas las edades. Y con su impresionante ubicación frente al mar, el museo ofrece hermosas vistas del mar Mediterráneo y de la ciudad de Marsella, lo que lo convierte en un destino de visita obligada para cualquiera que explore la región.

5. Palacio Longchamp

Palais Longchamp Marseille

El Palacio Longchamp es un impresionante monumento histórico situado en la ciudad de Marsella, Francia. Se construyó en el siglo XIX como homenaje a la importancia del agua para la ciudad, y ahora se considera uno de los hitos arquitectónicos más impresionantes de la región.

El palacio fue diseñado por el arquitecto Henry Espérandieu y terminado en 1869. Cuenta con una magnífica fuente en el centro, que representa el Durance y el Verdon, dos de los principales ríos de la región. El palacio también incluye dos alas, que albergan el Museo de Bellas Artes y el Museo de Historia Natural.

El Museo de Bellas Artes del Palacio Longchamp cuenta con una impresionante colección de pinturas y esculturas de los siglos XVI al XIX. Los visitantes pueden admirar obras de artistas como Rubens, Van Gogh y Monet, así como de muchos otros nombres famosos del mundo del arte.

El Museo de Historia Natural del Palacio Longchamp es igualmente impresionante, con una colección de más de 80.000 especímenes del mundo natural. El museo incluye exposiciones sobre geología, zoología y botánica, así como una impresionante colección de fósiles y minerales.

El palacio y los jardines que lo rodean son un destino popular tanto para los lugareños como para los turistas. Los jardines están bellamente ajardinados y ofrecen un apacible respiro del ajetreo y el bullicio de la ciudad. Los visitantes pueden disfrutar de un picnic o dar un paseo por los jardines, admirando la impresionante arquitectura y las numerosas esculturas y fuentes que adornan el espacio.

En general, el Palacio Longchamp es un destino de visita obligada para cualquiera que explore Marsella. Con su asombrosa arquitectura, sus impresionantes colecciones de arte e historia natural y sus hermosos jardines, ofrece algo para todos los gustos. Así que no olvides añadir el Palacio Longchamp a tu itinerario cuando visites Marsella.

6. El Parque Nacional de las Calanques

El Parque Nacional de las Calanques es una impresionante reserva natural situada a lo largo de la costa del sur de Francia, que se extiende desde Marsella hasta Cassis. El parque es famoso por sus escarpados acantilados de piedra caliza, sus aguas cristalinas y sus impresionantes paisajes costeros, lo que lo convierte en un destino popular para los entusiastas de las actividades al aire libre y los amantes de la naturaleza.

Las Calanques tienen una rica historia natural y cultural, con indicios de actividad humana que se remontan a la época prehistórica. La zona también alberga una gran variedad de especies vegetales y animales, como aves raras, reptiles y vida marina.

Los visitantes del Parque Nacional de las Calanques pueden explorar sus numerosas rutas de senderismo, que ofrecen impresionantes vistas del mar Mediterráneo y de la escarpada costa. El parque también tiene varias playas y calas preciosas, perfectas para nadar, bucear y tomar el sol.

Además de su belleza natural, las Calanques también tienen un rico patrimonio cultural, con varios monumentos y lugares históricos que explorar. Entre ellos hay ruinas antiguas, como el acueducto romano y las ruinas de un castillo medieval, así como pueblos pesqueros tradicionales y pintorescas ciudades costeras.

Tanto si buscas un día de relax en la playa como una excursión aventurera por terreno escarpado, el Parque Nacional de las Calanques ofrece algo para todos. Así que haz las maletas y dirígete al sur de Francia para descubrir la belleza natural y la rica historia de esta impresionante región costera.

7. El barrio de Le Panier

El Barrio de Le Panier es un encantador barrio situado en el corazón de Marsella. Es conocido por sus calles estrechas, sus edificios de colores y su ambiente vibrante. El barrio se remonta al siglo XVII y fue en su día un próspero centro de comercio e intercambio en Marsella.

Uno de los lugares más destacados del Barrio Le Panier es el hermoso Parque Le Panier, que ofrece una escapada tranquila de las bulliciosas calles de Marsella. El parque está situado en el punto más alto del barrio, y ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad y el mar. Cuenta con una exuberante vegetación, jardines de flores y un parque infantil, lo que lo convierte en un lugar ideal para que las familias se relajen y disfruten del aire libre.

Además de su hermoso parque, el barrio de Le Panier alberga una vibrante escena artística, con numerosas galerías y estudios que exponen la obra de artistas locales. Los visitantes pueden explorar las sinuosas calles del barrio y descubrir sus numerosos y coloridos murales, que contribuyen al ambiente animado y creativo de la zona.

En Le Panier también hay varios monumentos históricos, como la Vieille Charité, un impresionante edificio del siglo XVII que ahora alberga un museo y un centro cultural. El barrio también es conocido por sus muchas pequeñas tiendas y cafés, que ofrecen a los visitantes la oportunidad de descubrir productos y cocina locales únicos.

Tu guía para tres días memorables en Marsella

Marsella es una ciudad llena de vibrante cultura, impresionante arquitectura y bellos paisajes naturales. Para ayudarte a aprovechar al máximo tu tiempo aquí, hemos elaborado un itinerario de tres días que te llevará de viaje por esta fascinante ciudad y te permitirá experimentar todo lo que tiene que ofrecer. Así que haz las maletas, ponte los zapatos de andar por casa y prepárate para una aventura inolvidable.

Día 1:

Por la mañana: Empieza el día en el Vieux-Port (Puerto Viejo), el corazón histórico de Marsella. Contempla las vistas y los sonidos del bullicioso puerto y disfruta de un café en uno de los cafés que bordean el puerto. Por la tarde: Pasea por el barrio de Le Panier, uno de los más antiguos y encantadores de Marsella. Admira los edificios de colores, las calles estrechas y las plazas escondidas que dan a esta zona su carácter único. Por la noche: Termina el día cenando en una marisquería local, donde podrás degustar algunos de los mariscos más frescos de la ciudad.

Día 2:

Por la mañana: Dirígete a la Basílica de Notre-Dame de la Garde, una impresionante basílica situada en lo alto de una colina que domina la ciudad. Disfruta de las impresionantes vistas del mar Mediterráneo y de la ciudad. Por la tarde: Explora el MUCEM (Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo), que muestra la historia y la cultura de la región mediterránea. La impresionante arquitectura del museo y sus exposiciones lo convierten en un destino de visita obligada para los amantes del arte y la historia. Por la tarde: Disfruta de un paseo en barco al atardecer por la costa de Marsella, contemplando las impresionantes vistas de la ciudad desde el agua.

Día 3:

Por la mañana: Visita las Calanques, una serie de impresionantes acantilados rocosos y calas a lo largo de la costa mediterránea. Puedes hacer senderismo o una excursión en barco para explorar esta maravilla natural. Por la tarde: Pasa algún tiempo en el Palacio Longchamp, un impresionante palacio del siglo XIX que alberga el Museo de Bellas Artes y el Museo de Historia Natural. También merece la pena explorar los hermosos jardines del palacio. Por la noche: Termina tu viaje con una visita al Cours Julien, un barrio de moda conocido por su arte callejero, sus tiendas independientes y su animada vida nocturna.

Este itinerario te ofrece una muestra de lo mejor que Marsella tiene que ofrecer, incluido su rico patrimonio cultural, su impresionante paisaje natural y su vibrante vida urbana. Tanto si te interesa la historia, el arte o simplemente empaparte del ambiente local, seguro que pasarás unos días memorables en esta dinámica ciudad.

En conclusión, Marsella es una ciudad vibrante y diversa, con un rico patrimonio cultural y un montón de experiencias emocionantes que ofrecer a los visitantes. Tanto si te interesa la historia, el arte, la comida o simplemente empaparte del ambiente local, Marsella tiene algo que ofrecer para todos. Con su impresionante belleza natural, sus museos de categoría mundial y su deliciosa cocina, Marsella es un destino de visita obligada para cualquiera que explore el sur de Francia.

Desde el histórico Puerto Viejo hasta el encantador barrio de Le Panier, Marsella está llena de joyas ocultas que esperan ser descubiertas. Con nuestro itinerario sugerido y espíritu de aventura, podrás aprovechar al máximo tu estancia en esta fascinante ciudad. Tanto si la visitas por primera vez como si eres un viajero experimentado, seguro que Marsella cautivará tu imaginación y te dejará recuerdos inolvidables. ¡Así que haz las maletas y prepárate para explorar el encanto de Marsella!


¿TE GUSTA ESTE ARTÍCULO SOBRE EL ITINERARIO DE TRES DÍAS POR MARSELLA? ¡PÍNCHALO!

Si te ha parecido interesante este artículo sobre el itinerario de tres días por Marsella, considera la posibilidad de compartirlo con tus amigos. Significará mucho para nosotros 🙂

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Explorar más puestos