La guía de verano definitiva de la Provenza (Guía de viaje 2023)

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Índice

La Provenza es una región del sureste de Francia conocida por sus bellos paisajes, sus encantadores pueblos y su deliciosa comida y vino. Durante los meses de verano, la región cobra vida con colores vibrantes y ricos aromas. Desde los campos de lavanda en plena floración hasta los encantadores pueblos medievales, no faltan cosas que ver y hacer en la Provenza. Los viñedos de fama mundial de la región, los mercados locales y las Calanques hacen de la Provenza un destino perfecto para unas vacaciones de verano. En esta entrada del blog, te llevaremos de viaje por lo mejor de la Provenza y te guiaremos por las experiencias más memorables de la región. Tanto si te interesa explorar la belleza natural de la Provenza, degustar la comida y el vino locales o descubrir el patrimonio cultural de la región, esta guía tiene algo para todos.

He aquí algunas ideas de cosas que hacer en Provenza en verano:

  1. Visita los Campos de Lavanda: La Provenza es conocida por sus campos de lavanda, y el mejor momento para verlos es durante los meses de verano, cuando están en plena floración. Recorre los campos y disfruta de sus bellos paisajes morados.
  2. Explora los pueblos medievales: La Provenza alberga muchos pueblos medievales con encanto, como Gordes, Rosellón y Lourmarin. Pasea por sus estrechas calles, admira sus coloridas casas y descubre joyas ocultas, como la iglesia de Saint-Martin.
  3. Da un paseo en barco por las Calanques: Las Calanques son una serie de ensenadas rocosas que se encuentran a lo largo de la costa de Provenza, da un paseo en barco para explorar la belleza natural de las Calanques y disfruta nadando y buceando.
  4. Visita el Palacio de los Papas en Aviñón: Este palacio se construyó en el siglo XIV y fue residencia de los Papas. Ofrece una visión de la vida de los Papas durante este periodo de tiempo y su arquitectura es bastante impresionante.
  5. Visita los mercados: La Provenza es conocida por su deliciosa comida y su vino, y los mercados son un lugar estupendo para probar algunas de las especialidades locales. Puedes encontrar mercados en casi todos los pueblos y ciudades de la Provenza, donde se vende de todo, desde productos frescos hasta quesos, aceitunas y hierbas locales.
  6. Visita los viñedos: La Provenza es conocida por sus vinos, y los meses de verano son un buen momento para visitar los viñedos. Haz un recorrido por los viñedos y aprende sobre el proceso de elaboración del vino, y prueba algunos de los vinos locales.
  7. Disfruta de las playas: La Provenza tiene algunas de las playas más bonitas de Francia, las playas de Saint-Tropez, Cassis y La Ciotat son algunas de las mejores de la región, disfruta tomando el sol, nadando y realizando otras actividades acuáticas.

1. Los campos de lavanda de la Provenza

Los campos de lavanda de la Provenza son una de las vistas más emblemáticas y famosas de la región. Los campos de lavanda suelen estar en plena floración durante los meses de verano, normalmente hacia junio y julio. Las flores de color púrpura brillante se extienden hasta donde alcanza la vista, creando un paisaje impresionante que sin duda dejará una impresión duradera.

Los campos de lavanda se encuentran en la Meseta de Valensole y la Meseta de Sault, situadas en los departamentos de Alpes de Alta Provenza y Vaucluse, respectivamente. Los campos albergan diversos cultivares de lavanda, como la lavanda fina, conocida por su delicado aroma, y la lavanda de espiga, que se utiliza por su aceite esencial.

Los visitantes de los campos de lavanda pueden hacer visitas guiadas, que incluyen paradas en los campos, así como visitas a destilerías locales para conocer el proceso de elaboración del aceite esencial de lavanda. Muchos recorridos también incluyen paradas en pueblos cercanos, como Sault y Roussillon, donde los visitantes pueden explorar sus encantadoras calles, probar la comida y el vino locales y contemplar las impresionantes vistas de la campiña circundante.

Los campos de lavanda de la Provenza no sólo ofrecen un espectáculo visual, sino también una experiencia olfativa única; el olor de la lavanda es memorable, y es difícil irse de la región sin algún recuerdo a base de lavanda, como jabones, perfumes o productos culinarios.

Visitar los campos de lavanda durante el verano es sin duda una experiencia imprescindible en la Provenza.

Provence

2. Los pueblos medievales de la Provenza

La Provenza alberga muchos pueblos medievales encantadores, cargados de historia y cultura. Estos pueblos se caracterizan por sus estrechas calles empedradas, sus coloridas casas y su pintoresca arquitectura. Muchos de estos pueblos han conseguido conservar su patrimonio medieval y son una forma estupenda de retroceder en el tiempo y descubrir la rica historia de la Provenza.

Algunos de los pueblos medievales más populares de la Provenza son Gordes, Rosellón y Lourmarin. Gordes es un pueblo situado en lo alto de una colina que ofrece impresionantes vistas de la campiña circundante, el pueblo es conocido por su arquitectura bien conservada, incluido el castillo del siglo XII y las antiguas fortificaciones que lo rodean. Roussillon es un pueblo situado en la ladera de una colina, es conocido por sus hermosas casas de color ocre y el paisaje único de los alrededores. Lourmarin es un pueblo encantador situado en el corazón del Luberon, es conocido por su arquitectura bien conservada y su hermoso castillo, también es un gran lugar para ir de compras y cenar.

Estos pueblos también son estupendos para los amantes de la gastronomía, ya que ofrecen una gran variedad de especialidades locales, como la famosa cocina provenzal. Los visitantes pueden probar platos tradicionales como ratatouille, bouillabaisse y pissaladière, así como quesos, aceitunas y hierbas locales.

3. Las Calanques

Las Calanques son una serie de ensenadas rocosas que se encuentran a lo largo de la costa de Provenza, extendiéndose desde la ciudad de Marsella hasta la ciudad de Cassis. Las Calanques son conocidas por sus aguas cristalinas, sus hermosas playas y sus espectaculares acantilados y formaciones rocosas. También albergan una gran variedad de plantas y animales, como pinares mediterráneos, bosques de cedros y diversas especies de aves.

Las Calanques son un destino popular para los entusiastas de las actividades al aire libre, ya que ofrecen una gran variedad de actividades como senderismo, escalada en roca y espeleología. Hay muchas rutas de senderismo que atraviesan las Calanques, proporcionando a los visitantes unas vistas impresionantes de la costa. Las Calanques también ofrecen una oportunidad única de explorar el mar Mediterráneo en kayak o en barco.

Una de las mejores formas de conocer las Calanques es hacer una excursión en barco. Estas excursiones suelen salir del puerto de Marsella o Cassis, y llevan a los visitantes a las calas más bellas y recónditas. Por el camino, los visitantes pueden disfrutar nadando, buceando y tomando el sol en las playas.

Los visitantes también pueden hacer excursiones guiadas por las Calanques que incluyen paradas en las distintas calas y visitas a pueblos cercanos, como Cassis y La Ciotat. Estos pueblos ofrecen una amplia variedad de restaurantes, cafés y tiendas, donde los visitantes pueden probar la comida y el vino locales, y comprar recuerdos.

4. El Palacio de los Papas de Aviñón

El Palacio de los Papas es un palacio del siglo XIV situado en la ciudad de Aviñón, en la región francesa de Provenza. El palacio se construyó durante el siglo XIV, cuando la ciudad de Aviñón era la residencia de los Papas. Es uno de los mayores palacios góticos del mundo y se considera uno de los monumentos arquitectónicos e históricos más importantes de Francia.

El palacio fue construido por el papa Clemente V y sus sucesores, y sirvió de sede de la Iglesia católica durante el siglo XIV. Se diseñó para que fuera un gran palacio que reflejara la riqueza y el poder de la Iglesia durante aquella época. El palacio se construyó en un gran estilo gótico y se considera uno de los ejemplos más impresionantes de arquitectura gótica de Europa.

El palacio se compone de varios edificios, como el Palacio Papal, el palacio episcopal y el Palacio de los Papas. El palacio también tiene varias capillas, como la Capilla de la Virgen, la Capilla del Palacio y la Capilla del Espíritu Santo.

El palacio está abierto a los visitantes y ofrece una visión de la vida de los Papas durante el siglo XIV. Los visitantes pueden admirar la grandiosa arquitectura del palacio, incluidas sus impresionantes torres, grandes salones y ornamentadas capillas. El palacio también cuenta con varias exposiciones y muestras, que proporcionan información sobre la historia del palacio y de los Papas que vivieron en él.

El palacio está situado en el corazón de Aviñón, y está rodeado de las encantadoras calles y pintorescos edificios de la ciudad. Los visitantes también pueden disfrutar de otros muchos monumentos y atracciones de la ciudad, como el famoso Puente de Aviñón y el Saint-Bénézet.

5. Los mercados de verano de la Provenza

La Provenza es conocida por su deliciosa comida y su vino, y los mercados son un lugar estupendo para probar algunas de las especialidades locales. Durante los meses de verano, hay muchos mercados que se celebran en las ciudades y pueblos de toda la región. Estos mercados ofrecen una gran variedad de productos, como productos frescos, quesos locales, aceitunas, hierbas y otros alimentos. También ofrecen artesanía, textiles y recuerdos.

Algunos de los mercados más famosos de la Provenza son el mercado de Aix-en-Provence, que tiene lugar los miércoles y sábados en el centro de la ciudad, este mercado es uno de los más famosos de la región y ofrece una gran variedad de mercancías y productos. Otro mercado popular es el de Saint-Rémy-de-Provence, que tiene lugar los miércoles y sábados, está considerado uno de los mercados más pintorescos de la región, y ofrece una gran variedad de mercancías y productos.

Los mercados de la Provenza no sólo son un lugar estupendo para comprar productos y recuerdos locales, sino también una forma estupenda de experimentar la cultura y el ambiente locales. Puedes encontrar a lugareños y turistas regateando, charlando y disfrutando del bullicio de los mercados. Los visitantes también pueden disfrutar probando comidas y bebidas locales mientras exploran los mercados, como platos tradicionales provenzales, quesos locales y vinos.

Los mercados de la Provenza son también un lugar estupendo para recoger recuerdos para amigos y familiares en casa, ya que puedes encontrar muchos artesanos locales que venden sus productos hechos a mano, como cerámica, joyas, textiles y mucho más.

6. Los viñedos de la Provenza

La Provenza es conocida por sus vinos, y los meses de verano son un buen momento para visitar los viñedos. La región alberga muchos viñedos que producen una gran variedad de vinos, como rosados, tintos y blancos. Los vinos de la Provenza son conocidos por sus sabores ligeros, crujientes y refrescantes, y son un complemento perfecto para la deliciosa comida de la región.

Los viñedos de Provenza se encuentran en varias zonas diferentes, como las Côtes de Provence, los Coteaux d’Aix-en-Provence y los Coteaux Varois. Estas zonas son conocidas por su terruño único, que se caracteriza por veranos calurosos e inviernos suaves, y es perfecto para el cultivo de la vid.

Los visitantes de los viñedos pueden hacer visitas guiadas, que suelen incluir una visita a los viñedos, donde aprenderás sobre el proceso de elaboración del vino y probarás algunos de los vinos locales. Muchos viñedos ofrecen también visitas a sus bodegas, donde podrás conocer la historia del viñedo y los distintos vinos que allí se producen.

La mayoría de los viñedos de la Provenza ofrecen catas, en las que los visitantes pueden probar distintos vinos, aprender sobre las diferentes variedades de uva y las características específicas de cada vino. Los visitantes también pueden comprar vinos directamente en los viñedos, y llevarse botellas a casa como recuerdo.

La Provenza no sólo es conocida por sus vinos, sino también por los bellos paisajes que rodean los viñedos; muchos de ellos ofrecen vistas panorámicas de la campiña circundante y son perfectos para hacer picnics y actividades al aire libre.

7. Las playas de la Provenza

La Provenza alberga algunas de las playas más bellas de Francia, y ofrece una gran variedad de opciones para que los visitantes disfruten. Desde las playas de arena de la costa mediterránea hasta las calas rocosas de las Calanques, la Provenza tiene algo para todos los gustos.

Una de las playas más populares de la Provenza es la Playa de Pampelonne, situada cerca de Saint-Tropez. Esta playa es conocida por sus aguas azules y transparentes y sus playas de arena fina, así como por su animado ambiente y vida nocturna. La playa es también un lugar popular para practicar deportes acuáticos como la vela y el windsurf.

Otra playa popular de la Provenza es la Plage des Graniers, situada en la ciudad de Cassis. Esta playa es conocida por sus aguas cristalinas y sus bellos acantilados rocosos, y es un lugar estupendo para nadar, tomar el sol y bucear.

La Plage de la Ciotat, situada en la ciudad de La Ciotat, es otra playa popular de la Provenza. Esta playa ofrece una gran variedad de actividades a los visitantes, como nadar, tomar el sol y practicar deportes acuáticos como el jet-ski y el parasailing.

Las playas de Provenza ofrecen una gran variedad de actividades y experiencias; algunas son perfectas para familias, con aguas tranquilas y zonas poco profundas, mientras que otras son ideales para los entusiastas de los deportes acuáticos y los aventureros. Muchas playas también ofrecen servicios como duchas, vestuarios y restaurantes y cafés junto a la playa, donde los visitantes pueden disfrutar de una comida o una bebida mientras contemplan las hermosas vistas.

En conclusión, la Provenza es una región que ofrece una gran variedad de experiencias a los visitantes. Desde los hermosos campos de lavanda en plena floración hasta los encantadores pueblos medievales, la belleza natural y el rico patrimonio cultural de la región dejarán sin duda una impresión duradera. Los viñedos y deliciosos vinos de la región, los mercados y las playas son también una visita y experiencia obligadas. Tanto si te interesa explorar la belleza natural de la Provenza, como probar la comida y el vino locales o descubrir el patrimonio cultural de la región, en la Provenza hay algo para todos. Así que haz las maletas, ponte la crema solar y prepárate para explorar esta mágica región de Francia.


¿TE GUSTA ESTE ARTÍCULO SOBRE LA GUÍA DEFINITIVA PARA VIAJAR A PROVENZA EN VERANO? ¡PÍNCHALO!

Si te ha parecido interesante este artículo sobre la guía definitiva de viajes de verano a la Provenza, considera la posibilidad de compartirlo con tus amigos. Significará mucho para nosotros 🙂

Más consejos de viaje