Explorar la ciudad de Quebec con poco presupuesto: Las mejores actividades gratuitas y asequibles

La ciudad de Quebec, capital de la provincia de Quebec en Canadá, es una ciudad encantadora e histórica que ofrece una gran cantidad de actividades gratuitas y de bajo coste para disfrute de los visitantes. Con su rica historia, impresionante arquitectura y belleza natural, la ciudad de Quebec es un destino popular para viajeros de todo el mundo.

En esta entrada del blog, destacaremos algunas de las principales actividades gratuitas y de bajo coste en la ciudad de Quebec, como pasear por el Viejo Quebec, visitar la Llanura de Abraham, explorar el Museo Nacional de Bellas Artes de Quebec, visitar el Marché du Vieux-Port, disfrutar del Parque de la Chute-Montmorency, asistir a uno de los muchos festivales que se celebran a lo largo del año, visitar el Museo de la Civilización, explorar la Ciudadela de Quebec y tomar un ferry a Lévis.

Tanto si te interesa la historia, la cultura, la naturaleza o simplemente disfrutar de las vistas y sonidos locales, la ciudad de Quebec tiene algo para todos. Así que vamos a sumergirnos y descubrir las principales actividades gratuitas y de bajo coste de esta hermosa ciudad.

Aquí tienes 10 ideas de viaje económicas para la ciudad de Quebec:

  1. Pasea por el Viejo Quebec: El Viejo Quebec es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y tiene mucha historia y encanto. Haz un recorrido autoguiado a pie y contempla la bella arquitectura, las calles adoquinadas y los monumentos históricos.
  2. Visita las Llanuras de Abraham: La Llanura de Abraham es un hermoso parque con más de 100 años de historia. El parque es el lugar de la famosa batalla entre los ejércitos francés e inglés en 1759. Hoy es un lugar estupendo para pasear, hacer un picnic o asistir a un concierto gratuito.
  3. Explora el Museo Nacional de Bellas Artes de Quebec: El Museo Nacional de Bellas Artes de Quebec tiene una gran colección de arte quebequés y canadiense. La entrada es gratuita para los menores de 30 años, y se sugiere un donativo para todos los demás.
  4. Visita el Observatorio de la Capital: El Observatorio de la Capital es un lugar estupendo para disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad de Quebec. La entrada es asequible, y puedes contemplar vistas desde el piso 31.
  5. Visita el Marchédu Vieux-Port: El Marché du Vieux-Port es un mercado agrícola situado cerca del Viejo Puerto de Quebec. Puedes encontrar productos frescos, artesanales y deliciosos tentempiés. ¡A menudo hay muestras gratuitas para probar!
  6. Disfruta del Parque de la Chute-Montmorency: El Parc de la Chute-Montmorency es una impresionante cascada 30 metros más alta que las cataratas del Niágara. Puedes subir a pie hasta la cima de forma gratuita, o tomar el teleférico por un módico precio.
  7. Asiste a un festival: La ciudad de Quebec celebra muchos festivales a lo largo del año, como el Festival d’été de Québec, el Carnaval de Invierno de Quebec y el Festival de Nueva Francia. Consulta el calendario de eventos y asiste a alguna de estas festividades.
  8. Visita el Museo de la Civilización El Museo de la Civilización explora la historia de Quebec y su cultura. La entrada es asequible, y hay muchas exposiciones interactivas para explorar.
  9. Coge un transbordador a Lévis: Puedes coger un ferry para cruzar el río San Lorenzo hasta la ciudad de Lévis. El trayecto es corto y asequible, y puedes disfrutar de hermosas vistas de la ciudad de Quebec desde el agua.
  10. Explora la Ciudadela de Quebec: La Citadelle de Quebec es una fortificación militar en uso desde el siglo XVII. Puedes hacer una visita guiada o explorar el recinto por tu cuenta. La entrada es asequible, y a menudo hay demostraciones militares para ver.

1. Pasea por el Viejo Quebec

06 Petit Champlain 5

Pasear por el Viejo Quebec es una actividad imprescindible para cualquiera que visite la ciudad de Quebec. La zona está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es conocida por sus pintorescas calles, su arquitectura histórica y su encantador ambiente.

El Viejo Quebec está dividido en dos partes principales: la Ciudad Alta (Haute-Ville) y la Ciudad Baja (Basse-Ville). La Ciudad Alta está situada en una colina y está rodeada de murallas fortificadas. Alberga muchos de los edificios históricos de la ciudad, como el Chateau Frontenac, la Basílica-Catedral de Notre-Dame de Quebec y el Palacio de Justicia de Quebec. La Ciudad Baja, por su parte, está situada en la base de la colina y es conocida por sus calles estrechas, sus pintorescas boutiques y su bullicioso puerto.

rich martello tgbd0IjWoeQ unsplash 1

Una de las mejores formas de explorar el Viejo Quebec es a pie. Puedes empezar tu recorrido a pie en el famoso Chateau Frontenac y luego pasear por Dufferin Terrace, un paseo marítimo que da al río San Lorenzo. Desde allí, puedes explorar las pintorescas calles de la Ciudad Alta, deteniéndote para admirar la arquitectura y contemplar las vistas.

Uno de los lugares más destacados del Viejo Quebec es la Place Royale, considerada la cuna de la civilización francesa en Norteamérica. Esta encantadora plaza está rodeada de edificios históricos y alberga la iglesia de Notre-Dame-des-Victoires, que data del siglo XVII.

Cuando bajes a la Ciudad Baja, puedes subir por la Escalera Rompiente, un conjunto de escaleras que conectan la Ciudad Alta y la Ciudad Baja. En la Ciudad Baja, puedes explorar el Quartier Petit-Champlain, una calle peatonal repleta de boutiques, restaurantes y cafés. La zona es conocida por su encanto europeo y es un lugar estupendo para pasear y disfrutar de las vistas y sonidos de la ciudad.

En general, pasear por el Viejo Quebec es una forma fantástica de experimentar la historia, la cultura y el encanto de la ciudad de Quebec. Con sus estrechas calles, su arquitectura histórica y sus impresionantes vistas, es un lugar que dejará una impresión duradera en cualquiera que lo visite.

Consejo adicional: Visita autoguiada a pie

Llévate tu smartphone para hacer un recorrido autoguiado a pie por la ciudad de Quebec. Una forma ideal de explorar los lugares más emblemáticos de la ciudad.

2. Visita las Llanuras de Abraham

La Llanura de Abraham es un parque histórico situado en el corazón de la ciudad de Quebec. Este parque no sólo es uno de los mayores espacios verdes de la ciudad, sino también uno de sus lugares históricos más significativos. El parque es conocido por sus impresionantes vistas, sus senderos y su importante papel en la historia de Canadá.

La Llanura de Abraham debe su nombre a Abraham Martin, un francés que se estableció en la ciudad de Quebec en el siglo XVII. El parque está situado en una meseta que domina el río San Lorenzo, y fue el escenario de la famosa Batalla de las Llanuras de Abraham en 1759. Esta batalla marcó un punto de inflexión en la Guerra de los Siete Años entre Francia y Gran Bretaña y condujo finalmente a la conquista británica de Quebec.

Hoy en día, la Llanura de Abraham es un destino popular para los visitantes de la ciudad de Quebec. El parque alberga varias rutas de senderismo que ofrecen impresionantes vistas de la ciudad y del río San Lorenzo. El parque también cuenta con varios monumentos y señales históricas que proporcionan información sobre la rica historia de la zona. Uno de los monumentos más significativos es el Monumento Wolfe-Montcalm, que conmemora a los comandantes de las fuerzas británicas y francesas durante la Batalla de las Llanuras de Abraham.

Además de su importancia histórica, la Llanura de Abraham es también un gran lugar para disfrutar de actividades al aire libre. El parque tiene varios campos deportivos, como campos de fútbol, diamantes de béisbol y pistas de tenis. También hay un gran parque infantil para los niños, así como un parque canino para los dueños de mascotas.

Si buscas una experiencia más relajada, puedes disfrutar de un picnic en el parque o pasear tranquilamente por los senderos. En el parque también se celebran varios actos a lo largo del año, como conciertos al aire libre, festivales y acontecimientos deportivos.

En conclusión, visitar las Llanuras de Abraham es una actividad imprescindible para cualquiera que visite la ciudad de Quebec. Con sus impresionantes vistas, su rica historia y su variedad de actividades, el parque es un gran destino para visitantes de todas las edades.

3. Explora el Museo Nacional de Bellas Artes de Quebec

El Museo Nacional de Bellas Artes de Quebec es una atracción de visita obligada para los amantes del arte que visitan la ciudad de Quebec. Este museo está situado en el corazón de la ciudad y alberga una impresionante colección de obras de arte de Quebec y de todo el mundo.

El museo está dividido en varias galerías diferentes, cada una con su propio enfoque único. La colección permanente incluye más de 38.000 obras de arte, desde artefactos antiguos a piezas contemporáneas. La colección es especialmente fuerte en arte canadiense y quebequés, con obras de muchos de los artistas más importantes del país, como Emily Carr, Tom Thomson y Jean-Paul Riopelle.

Además de la colección permanente, el museo acoge varias exposiciones temporales a lo largo del año. Estas exposiciones muestran una amplia gama de estilos y medios artísticos, desde pinturas y esculturas tradicionales hasta instalaciones multimedia y arte escénico.

Uno de los aspectos más destacados del Museo Nacional de Bellas Artes de Quebec es su impresionante arquitectura. El museo está ubicado en dos edificios distintos: el Pabellón Gérard Morisset, que data de la década de 1930 y presenta un estilo art déco clásico, y el Pabellón Pierre Lassonde, inaugurado en 2016 y con un llamativo diseño contemporáneo. Ambos edificios están conectados por un pasadizo subterráneo, que permite a los visitantes explorar fácilmente ambos espacios.

El museo también ofrece varios programas y actividades para visitantes de todas las edades. Entre ellos se incluyen visitas guiadas, talleres y programas educativos diseñados para ayudar a los visitantes a comprender y apreciar mejor las obras de arte expuestas.

En general, explorar el Museo Nacional de Bellas Artes de Quebec es una forma fantástica de conocer la rica cultura y el patrimonio artístico de la ciudad de Quebec. Con su impresionante colección, asombrosa arquitectura y variedad de programas y actividades, el museo es un destino que no te puedes perder.

4. Visita el Observatorio de la Capital

El Observatoire de la Capitale es una atracción de visita obligada para cualquiera que desee contemplar la ciudad de Quebec a vista de pájaro. Situado en el corazón de la ciudad, el observatorio se encuentra en la 31ª planta del edificio Marie-Guyart, que es uno de los más altos de la ciudad de Quebec.

Los visitantes del observatorio pueden disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad desde todos los ángulos. El observatorio ofrece zonas de observación interiores y exteriores, abiertas todo el año. Los visitantes pueden utilizar telescopios y prismáticos para ver más de cerca los monumentos y lugares de interés de la ciudad.

Además de las impresionantes vistas, el Observatoire de la Capitale también ofrece varias exposiciones y muestras interactivas que proporcionan una visión de la historia y la cultura de la ciudad de Quebec. Estas exposiciones abarcan una amplia gama de temas, como la arquitectura, la geografía y el patrimonio cultural de la ciudad.

Uno de los aspectos más destacados del observatorio es la audioguía, disponible en varios idiomas. Esta guía proporciona información detallada sobre los monumentos y lugares de interés de la ciudad, así como sobre su historia y cultura.

El observatorio también organiza varios actos y actividades a lo largo del año. Entre ellos se incluyen visitas guiadas, talleres y exposiciones especiales que muestran distintos aspectos de la cultura y la historia de la ciudad de Quebec.

En general, visitar el Observatoire de la Capitale es una forma fantástica de conocer la ciudad de Quebec desde una nueva perspectiva. Con sus impresionantes vistas, sus exposiciones informativas y su variedad de actos y actividades, el observatorio es una atracción imprescindible para los visitantes de la ciudad.

5. Visita el Marché du Vieux-Port

El Marché du Vieux-Port, también conocido como Mercado del Viejo Puerto, es un mercado vibrante y bullicioso situado en el corazón del barrio del Viejo Puerto de la ciudad de Quebec. El mercado ha sido un elemento fijo de la ciudad durante más de 200 años, y sigue siendo un destino popular tanto para los lugareños como para los visitantes.

El mercado está abierto todo el año y ofrece una amplia gama de productos frescos y locales, carne, queso y productos de panadería. Los visitantes también pueden encontrar en el mercado una gran variedad de artesanías, recuerdos y otros artículos únicos. El mercado cuenta con más de 100 vendedores, cada uno de los cuales ofrece sus propios productos y especialidades únicos.

Uno de los aspectos más destacados del Marché du Vieux-Port es su ambiente animado y festivo. El mercado es un centro de actividad, con música en directo, artistas callejeros y otros espectáculos durante todo el día. Los visitantes pueden probar especialidades locales, como el sirope de arce y la poutine, y disfrutar de otras opciones de comida y bebida en los cafés y restaurantes del mercado.

Además de la oferta habitual del mercado, el Marché du Vieux-Port organiza varios actos y actividades especiales a lo largo del año. Entre ellos se incluyen festivales estacionales, talleres de cocina y otros actos culturales que celebran la comida, la cultura y el patrimonio quebequenses.

En general, el Marché du Vieux-Port es un destino fantástico para cualquiera que desee experimentar las vistas, los sonidos y los sabores de la ciudad de Quebec. Con su amplia gama de productos frescos y de origen local, su ambiente vibrante y la variedad de actos especiales, el mercado es una atracción de visita obligada para cualquiera que explore la ciudad.

6. Disfruta del Parque de la Chute-Montmorency

El Parque de la Chute-Montmorency, también conocido como Parque de las Cataratas de Montmorency, es una maravilla natural situada a las afueras de la ciudad de Quebec. El parque gira en torno a las impresionantes cataratas de Montmorency, que tienen una altura de 83 metros, lo que las hace más altas que las cataratas del Niágara.

Los visitantes del parque pueden disfrutar de una serie de actividades y atracciones, como rutas de senderismo, tirolinas y un puente colgante que cruza la cima de las cataratas. El parque también alberga una gran variedad de vida salvaje, como águilas, castores y osos negros.

Una de las actividades más populares del Parque de la Chute-Montmorency es subir en teleférico a la cima de las cataratas. Desde aquí, los visitantes pueden disfrutar de impresionantes vistas panorámicas de las cataratas y de la campiña circundante. El parque también cuenta con varios miradores que ofrecen diferentes perspectivas de las cataratas, así como un centro de visitantes que proporciona información sobre la historia y la geología de la zona.

Para quienes busquen una experiencia más activa, el parque cuenta con varias rutas de senderismo que serpentean por el bosque circundante y ofrecen impresionantes vistas de las cataratas desde distintos ángulos. El parque también ofrece experiencias de tirolina y rappel que permiten a los visitantes acercarse a las cataratas en persona.

Además de sus atracciones naturales, el Parque de la Chute-Montmorency alberga varios monumentos históricos, como un molino del siglo XVII y un fuerte militar del siglo XVIII. Estos monumentos ofrecen una visión del rico patrimonio cultural e histórico de la ciudad de Quebec y la región circundante.

En general, disfrutar del Parque de la Chute-Montmorency es una forma fantástica de experimentar la belleza natural y el rico patrimonio cultural de la ciudad de Quebec. Con sus impresionantes cascadas, rutas de senderismo y monumentos históricos, el parque es una atracción de visita obligada para cualquiera que explore la zona.

7. Asiste a un Festival

La ciudad de Quebec es conocida por su vibrante y diversa escena de festivales, con una amplia gama de eventos que tienen lugar a lo largo del año. Tanto si te interesa la música, la cultura o las actividades al aire libre, seguro que en la ciudad de Quebec hay un festival que responde a tus intereses.

Uno de los mayores y más populares festivales de la ciudad de Quebec es el Festival d’été de Québec, que se celebra todos los años en julio. Este festival de música de 11 días ofrece más de 300 espectáculos en 10 escenarios cubiertos y al aire libre, con actuaciones de artistas locales e internacionales. Desde rock y pop hasta jazz y música clásica, en el Festival d’été de Québec hay algo para todos los gustos.

Otro gran festival de la ciudad de Quebec es el Carnaval de Invierno de Quebec, que se celebra en febrero y es uno de los mayores carnavales de invierno del mundo. El festival ofrece una amplia gama de actividades, como patinaje sobre hielo, esculturas de nieve y desfiles, así como música en directo, comida y bebida. El carnaval es una celebración de la cultura y el patrimonio quebequeses, con actividades tradicionales como carreras de canoas sobre hielo y un concurso de leñadores.

Para los interesados en la historia, el Festival de Nueva Francia es un acontecimiento de visita obligada. Este festival tiene lugar en agosto y celebra el patrimonio y la cultura de Nueva Francia, la colonia francesa que existió en América del Norte. Los visitantes pueden disfrutar de recreaciones históricas, espectáculos de música y danza, y otras muchas actividades que permiten conocer la rica historia y el patrimonio cultural de la ciudad de Quebec.

¡Otros festivales de la ciudad de Quebec son la Festibière de Québec, un festival de cerveza artesanal; el Festival de cinéma de la ville de Québec, un festival de cine; y el ComediHa! Fest-Québec, un festival de comedia. Con tantos actos que tienen lugar a lo largo del año, siempre hay algo nuevo y emocionante que descubrir en la ciudad de Quebec.

En general, asistir a un festival en la ciudad de Quebec es una forma fantástica de sumergirte en la cultura local, experimentar música y actuaciones en directo, y disfrutar de una serie de actividades y atracciones únicas. Con su variado panorama de festivales, en la ciudad de Quebec hay algo para todos, sean cuales sean tus intereses.

8. Visita el Museo de la Civilización

El Museo de la Civilización es un museo situado en el corazón de la ciudad de Quebec que muestra la historia, la cultura y las tradiciones de Quebec y de otras civilizaciones del mundo. El museo presenta una amplia gama de exposiciones y colecciones, con muestras interactivas y presentaciones multimedia que atraen a visitantes de todas las edades.

Uno de los aspectos más destacados del Museo de la Civilización es la exposición permanente “Gente de Québec… Antes y Ahora”. Esta exposición recorre la historia de Quebec desde sus primeros pueblos indígenas hasta nuestros días, centrándose en los cambios culturales y sociales que han conformado la región a lo largo del tiempo. Los visitantes pueden explorar diversos objetos, instalaciones multimedia y exposiciones interactivas que dan vida a la historia y la cultura de Quebec.

El Museo de la Civilización también presenta una serie de exposiciones temporales que exploran diferentes temas y asuntos relacionados con la cultura y la sociedad. Entre las exposiciones anteriores se encuentran “Magia Egipcia”, que muestra la cultura y mitología del antiguo Egipto, y “Planeta Hielo: Misterios de la Edad de Hielo”, que exploraba la ciencia y la historia de los glaciares y las capas de hielo.

Además de sus exposiciones, el Museo de la Civilización organiza diversos actos y actividades a lo largo del año, como talleres, conferencias y espectáculos culturales. Los visitantes pueden participar en actividades prácticas, como hacer artesanía tradicional o probarse trajes históricos, o asistir a charlas de expertos en campos como la arqueología, la antropología y la historia del arte.

En general, visitar el Museo de la Civilización es una forma fascinante y envolvente de conocer la historia, la cultura y las tradiciones de Quebec y de otras civilizaciones del mundo. Con sus atractivas exposiciones, muestras interactivas y una variada gama de actos y actividades, el museo es una atracción de visita obligada para cualquier persona interesada en explorar el rico patrimonio cultural de la ciudad de Quebec y más allá.

9. Coge un ferry a Lévis

Una de las mejores formas de disfrutar de las impresionantes vistas y la belleza natural de la ciudad de Quebec es coger un ferry a Lévis, una pequeña ciudad situada justo al otro lado del río San Lorenzo. El viaje en ferry en sí es una experiencia escénica, con vistas panorámicas del perfil de la ciudad de Quebec, el río y las montañas circundantes.

El ferry funciona regularmente durante el día y la noche, con salidas desde el Puerto Viejo de la ciudad de Quebec. El trayecto dura unos 10-15 minutos, dependiendo del tiempo y de la corriente del río. Una vez que llegues a Lévis, tendrás la oportunidad de explorar una serie de atracciones y actividades que muestran el patrimonio natural y cultural de la región.

Una de las principales atracciones de Lévis es la Promenade Samuel-De Champlain, un parque ribereño que se extiende a lo largo de la orilla del río y ofrece unas vistas impresionantes del perfil de la ciudad de Quebec. El parque cuenta con senderos para pasear, zonas de picnic y diversas actividades al aire libre, como ciclismo y patinaje.

Otra atracción popular de Lévis es el Museo de la Civilización de Lévis, que presenta exposiciones y colecciones que exploran la historia y la cultura de la región. El museo exhibe una serie de objetos, presentaciones multimedia y exposiciones interactivas que permiten conocer la vida de las personas que han vivido en la zona a lo largo de los siglos.

Los visitantes de Lévis también pueden disfrutar de una amplia gama de opciones gastronómicas y comerciales, con una gran variedad de cafés, restaurantes y boutiques repartidos por toda la ciudad. La ciudad es conocida por sus encantadoras calles y su arquitectura histórica, con muchos edificios que datan del siglo XIX.

En general, coger un ferry a Lévis es una forma fantástica de experimentar la belleza y la cultura de la ciudad de Quebec y su región circundante. Tanto si te interesan las actividades al aire libre, las atracciones culturales o simplemente disfrutar de un día de relax en el río, Lévis tiene algo para todos.

10. Explora la Ciudadela de Quebec

La Citadelle de Quebec es una fortificación histórica situada en el corazón de la ciudad de Quebec, y es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. La Citadelle se construyó en el siglo XIX como fortaleza militar estratégica, y hoy en día sigue siendo una instalación militar activa. Los visitantes pueden explorar el lugar y conocer su historia a través de una serie de visitas y exposiciones.

Uno de los momentos más destacados de la visita a la Ciudadela es la ceremonia del Cambio de Guardia, que tiene lugar a diario durante los meses de verano. La ceremonia incluye el cambio ceremonial de la guardia, junto con música y un desfile. Los visitantes también pueden explorar los diversos edificios y estructuras que componen la Citadelle, como la residencia del Gobernador General, el Museo del 22º Regimiento Real y el polvorín.

El Museo del 22º Regimiento Real es una de las principales atracciones de la Citadelle. El museo muestra la historia y la cultura del 22º Regimiento Real, que es uno de los tres regimientos permanentes de las Fuerzas Armadas canadienses. El museo presenta exposiciones y artefactos que recorren la historia del regimiento, desde su formación durante la Primera Guerra Mundial hasta su papel en las misiones de mantenimiento de la paz de hoy en día.

Otro punto destacado de la visita a la Citadelle es la oportunidad de pasear por sus murallas y disfrutar de las impresionantes vistas de la ciudad de Quebec y del río San Lorenzo. La Citadelle ofrece vistas panorámicas del perfil de la ciudad, así como de sus edificios y monumentos históricos.

Los visitantes de la Citadelle también pueden participar en una serie de visitas y programas educativos, como visitas guiadas al lugar y eventos y actividades especiales. La Citadelle es un destino popular para grupos escolares y familias, así como para aficionados a la historia y entusiastas del ejército.

En general, explorar la Citadelle de Quebec es una actividad imprescindible para cualquiera que visite la ciudad de Quebec. Con su rica historia, sus impresionantes vistas y su variedad de atracciones y actividades, la Citadelle ofrece algo para todo el mundo.


¿TE GUSTA ESTE ARTÍCULO SOBRE NUESTROS CONSEJOS ECONÓMICOS PARA LA CIUDAD DE QUEBEC? ¡PÍNCHALO!

Si este artículo te ha parecido interesante, considera la posibilidad de compartirlo con tus amigos. Significará mucho para nosotros 🙂

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Explorar más puestos