Guía familiar de las mejores cosas que hacer en Lille (Guía de viaje 2023)

Lille es una ciudad que ocupa un lugar especial en el corazón de muchos, y no sólo los adultos pueden apreciar su belleza y encanto. Llevar a tus hijos a la “Capital del Norte” puede ser una experiencia inolvidable para toda la familia. Desde el Palacio de Bellas Artes hasta el casco antiguo, hay muchas actividades que mantendrán a los pequeños entretenidos y ocupados. En esta entrada del blog, exploraremos algunas de las mejores cosas que hacer en Lille con niños y te daremos algunos consejos para que aproveches al máximo tus vacaciones en familia. Así que haz las maletas y prepárate para la aventura, ¡porque Lille te espera a ti y a tu familia!

lille carousel 2 1

Si estás planeando un viaje con tu familia, aquí tienes una guía de las mejores cosas que hacer en Lille:

  1. Visita el Palacio de Bellas Artes: El Palacio de Bellas Artes es uno de los mayores museos de Francia y posee una impresionante colección de arte de los siglos XV al XX. El museo es familiar y ofrece visitas guiadas, talleres y actividades para niños.
  2. Explora el casco antiguo: El casco antiguo de Lille es una zona preciosa con calles adoquinadas, edificios antiguos y cafés con encanto. Puedes visitar la Grand Place, la plaza principal de la ciudad, y pasear por sus calles para descubrir joyas ocultas.
  3. Ve al Zoo: El Zoo de Lille es un lugar estupendo para pasar un día en familia. El zoo alberga más de 70 especies diferentes de animales, como leones, tigres y monos. También puedes visitar el cercano parque de la Ciudadela, que cuenta con un parque infantil y zonas de picnic.
  4. Visita el Museo La Piscine: El Museo La Piscine es un museo único ubicado en una antigua piscina. El museo tiene una impresionante colección de arte, que incluye esculturas, pinturas y cerámicas. También tiene una zona infantil con exposiciones interactivas.
  5. Haz un Recorrido por la Ciudad: Una visita guiada por la ciudad es una forma estupenda de ver las principales atracciones de Lille. Puedes elegir entre recorridos a pie, en bicicleta o incluso en Segway. Los recorridos son aptos para familias y ofrecen interesantes perspectivas sobre la historia y la cultura de la ciudad.
  6. Disfruta de la gastronomía local: Lille es conocida por su deliciosa cocina, especialmente su queso y su cerveza. Puedes visitar los mercados locales para probar platos tradicionales como la carbonade flamande (estofado de ternera) y los moules-frites (mejillones con patatas fritas). También puedes visitar las cervecerías locales para probar la famosa cerveza de Lille.

1. Visitar el Palacio de Bellas Artes con niños

Visitar el Palacio de Bellas Artes con niños puede ser una experiencia divertida y enriquecedora para toda la familia. Para aprovechar al máximo la visita, lo mejor es comprar las entradas con antelación y planificar la visita para una hora en que el museo esté menos concurrido. El museo tiene una amplia colección de arte, que incluye pinturas, esculturas y cerámicas, y ofrece visitas guiadas, talleres y actividades para niños. El museo también tiene una zona especial para niños, donde pueden aprender sobre las distintas obras de arte y crear sus propias obras maestras. Pero antes de planificar una visita, ten en cuenta que el Palacio de Bellas Artes no está recomendado para niños menores de 6 años, y para los niños mayores, algunas de las exposiciones pueden no ser adecuadas o interesantes. Además, ten en cuenta el tiempo, ya que el museo está abierto todo el año, pero puede estar abarrotado y hacer calor en temporada alta, así que asegúrate de llevar agua y vestir adecuadamente a los niños. Y no olvides hacer fotos, es una gran oportunidad para crear un recuerdo con tus hijos.

2. Explora el casco antiguo con niños

Toda la familia puede pasar un rato maravilloso y agradable explorando el casco antiguo de Lille. Puedes hacerte una idea del rico legado cultural de la ciudad explorando sus pintorescas callejuelas adoquinadas, sus viejos edificios y sus vibrantes mercados. Es mejor que planifiques tu itinerario con antelación y lleves calzado cómodo para caminar si quieres aprovechar al máximo tu visita. Empieza yendo a la Grand Place, que es la plaza principal de la ciudad y está flanqueada por espectaculares estructuras y cafés. Desde allí, puedes bajar por la calle peatonal Rue de la Monnaie, rodeada de tiendas y restaurantes, y contemplar su impresionante arquitectura.

La catedral de Notre-Dame de la Treille, un majestuoso edificio neogótico que te dejará boquiabierto, es otro lugar de visita obligada en el casco antiguo. Las impresionantes vidrieras y los exquisitos detalles atraerán a los niños. Un carruaje tirado por caballos es otra opción para descansar de las caminatas y conocer el Casco Viejo de una forma novedosa.

No olvides echar un vistazo a los mercados de barrio, como el de Wazemmes, donde puedes encontrar una gran variedad de frutas, verduras, quesos y pasteles frescos. Los niños tienen una fantástica oportunidad de aprender sobre diversas cocinas y culturas en el mercado.

Lleva crema solar, sombreros y bebida, como harías para cualquier actividad al aire libre, para mantener a todo el mundo hidratado y a gusto. Además, ¡no olvides hacer un montón de fotos para guardar los recuerdos de tu excursión familiar al casco antiguo de Lille!

annie spratt kZO9xqmO TA unsplash

3. Ir al zoo

Una visita al Zoo de Lille puede ser una forma fantástica de pasar un día lleno de diversión con tu familia. El Zoo de Lille alberga más de 70 especies de animales de todo el mundo, como leones, tigres, elefantes, jirafas y muchos más. El zoo también tiene una zona especial para niños, donde pueden aprender sobre los distintos animales y sus hábitats.

Para aprovechar al máximo la visita, es mejor llegar temprano por la mañana para evitar las multitudes y planificar la ruta con antelación. El zoo se extiende por una vasta superficie, por lo que es esencial llevar calzado cómodo para caminar y un cochecito para los niños más pequeños. Puedes empezar tu recorrido visitando el recinto de los grandes felinos, donde podrás ver a los majestuosos leones y tigres en acción.

A continuación, dirígete a la sabana africana, donde podrás observar a las gráciles jirafas y cebras. A los niños les encantará dar de comer a los animales, y también puedes disfrutar de un almuerzo campestre en la zona habilitada para ello.

Otras atracciones interesantes del zoo son la casa de los monos, donde podrás observar distintas especies de primates, y el acuario, donde podrás explorar el mundo submarino y ver distintos tipos de peces y animales acuáticos.

4. Museo La Piscine con niños

Toda la familia puede vivir una experiencia memorable yendo al Museo La Piscine. El museo se encuentra en un magnífico espacio expositivo que en su día fue una piscina de estilo art déco. La colección incluye obras de arte y objetos de muchas épocas, como cerámicas, pinturas y esculturas.
Planificar con antelación y consultar el sitio web del museo para ver si hay exposiciones o actividades especiales te ayudará a sacar el máximo partido a tu viaje. Para los niños, el museo ofrece diversos programas y actividades, como clases de pintura y búsquedas del tesoro, que pueden mejorar su experiencia.

Podrás disfrutar de la exquisita arquitectura y de las magníficas obras de arte expuestas mientras recorres el museo. La zona de la piscina central, transformada en un llamativo espacio de exposición y bordeada de esculturas y pinturas, es el punto focal del museo.

En el Museo La Piscine hay una encantadora zona ajardinada donde podrás relajarte y contemplar el hermoso paisaje. Además de disfrutar de un tentempié o una taza de café en la cafetería del museo, los niños pueden jugar en la zona asignada.

5. Visita a la ciudad con niños

Hacer un recorrido por la ciudad con niños puede ser una forma excelente de explorar y conocer la historia y la cultura de Lille. Hay muchas formas diferentes de recorrer la ciudad, según tus preferencias e intereses.

Si buscas una forma única y atractiva de explorar la bella ciudad de Lille, ¡no busques más que nuestro recorrido interactivo! Este recorrido es perfecto para todas las edades y está diseñado para llevarte de viaje por la fascinante historia, cultura y joyas ocultas de la ciudad.

Al comenzar tu recorrido por Lille, te transportarás atrás en el tiempo mientras paseas por el encantador casco antiguo, con sus sinuosas calles adoquinadas y sus encantadoras casas de entramado de madera. Por el camino, descubrirás algunos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, como la impresionante catedral de Notre-Dame de la Treille y el histórico Palacio de Bellas Artes.

Pero este recorrido no consiste sólo en hacer turismo: mientras exploras la ciudad, también resolverás enigmas y responderás preguntas que te llevarán a descubrir las joyas ocultas de Lille. Aprenderás datos fascinantes sobre la historia y la cultura de la ciudad y, lo más importante, ¡te divertirás mientras lo haces!

La visita es autoguiada, así que puedes empezarla y terminarla a tu ritmo, y hacer tantos descansos como quieras. Está diseñado para completarlo en unas 2 horas, pero puedes tomarte el tiempo que necesites. Este recorrido es perfecto para familias, amigos y viajeros en solitario que quieran explorar Lille de una forma única y emocionante. Así que, ¿por qué no te embarcas en una aventura por las encantadoras calles de Lille y descubres todo lo que esta bella ciudad puede ofrecerte?

6. Los mejores sitios para comer con niños

Lille también es conocida por su deliciosa cocina y ofrece muchas opciones para comer en familia. He aquí algunos de los mejores lugares para comer en Lille con niños:

lille carousel 3
  1. Les P’tits Ventres: Este restaurante ofrece una gama de deliciosos platos franceses, como filetes, pescado y opciones vegetarianas. El restaurante tiene un menú infantil, tronas y una zona de juegos para mantener entretenidos a los más pequeños.
  2. Le Pot Beaujolais: Este acogedor restaurante está situado en el centro de Lille y ofrece cocina tradicional francesa, como caracoles, filetes y pescado. El restaurante tiene menú infantil, tronas y un ambiente agradable.
  3. L’Atelier des Augustins: Este restaurante sirve deliciosas pizzas, ensaladas y platos de pasta. El ambiente es informal y familiar, y el restaurante dispone de menú infantil y tronas.
  4. Au Ch’ti Bistrot: Este restaurante es conocido por su abundante cocina francesa, que incluye guisos y carnes a la parrilla. El ambiente es acogedor, y el restaurante dispone de menú infantil y tronas.
  5. La Pizza Crescendo: Esta pizzería sirve una gran variedad de deliciosas pizzas, incluidas opciones vegetarianas y sin gluten. El ambiente es informal y familiar, y el restaurante dispone de menú infantil y tronas.

Cuando salgas a cenar con niños, siempre es buena idea reservar con antelación y comunicar al restaurante si necesitas tronas o un menú infantil. ¡Buen provecho!

Nuestra sugerencia de itinerario para tu viaje en familia

He aquí nuestra sugerencia de itinerario para un viaje familiar a Lille:

Día 1:

Llega a Lille y regístrate en tu hotel

Explora el casco antiguo y visita las encantadoras boutiques y cafés

Almuerza en un restaurante familiar como La Mie Câline

Visita el Palacio de Bellas Artes y contempla obras de arte famosas como los cuadros de Rubens y Goya

Cena en un restaurante tradicional francés como Le Barbier qui Fume

Día 2:

Empieza el día desayunando en un café local

Visita el Zoo de Lille y observa una gran variedad de animales como tigres, leones y pingüinos

Almuerza en un restaurante familiar como Buffalo Grill

Visita el Museo de Historia Natural y explora las exposiciones interactivas

Pasea por el Parque de la Ciudadela y disfruta del hermoso paisaje

Cena en un restaurante familiar como La Terrasse des Remparts

Día 3:

Empieza el día desayunando en un café local Visita el Museo La Piscine y contempla la colección de bellas artes, esculturas y tejidos

Almuerza en un restaurante familiar como La Cantina

Visita el Grand Palais de Lille y asiste a un espectáculo o exposición

Pasea por el barrio de Vieux-Lille y explora sus pintorescas calles y edificios

Cena en un restaurante familiar como Chez la Vieille

Día 4:

Empieza el día desayunando en un café local Visita el Parque Zoológico de Lille y observa una gran variedad de animales como cebras, jirafas y lémures

Almuerza en un restaurante familiar como La Belle Epoque

Visita la Catedral de Lille y admira su arquitectura gótica

Da un paseo en barco por el río Deûle y contempla la ciudad desde otra perspectiva

Cena en un restaurante tradicional francés como Le Pain de Sucre

Día 5:

Empieza el día desayunando en un café local Salida de Lille

Éste es sólo un ejemplo de itinerario y puede adaptarse a las necesidades y preferencias de tu familia.

En conclusión, Lille es un destino maravilloso para las familias que buscan una mezcla de cultura, historia y actividades divertidas. Desde explorar el encantador casco antiguo hasta visitar el impresionante zoo, en Lille hay algo para todos los gustos. La ciudad también cuenta con una gran variedad de restaurantes familiares, como La P’tite Table, Chez la Vieille y Le Pain Quotidien, que ofrecen deliciosas comidas para todos los gustos y presupuestos.

Siguiendo nuestra guía, las familias pueden crear un viaje memorable y agradable a Lille que incluya una mezcla de actividades educativas, experiencias divertidas y comida deliciosa. Tanto si te interesan los museos, las actividades al aire libre o simplemente explorar el encanto único de la ciudad, Lille tiene algo que ofrecer para todos. Así que haz las maletas y prepárate para explorar todo lo que Lille puede ofrecerte en tus próximas vacaciones familiares.


¿TE GUSTA ESTE ARTÍCULO SOBRE UN VIAJE FAMILIAR A LILLE? ¡PÍNCHALO!

Si te ha parecido interesante este artículo sobre un viaje familiar a Lille, considera la posibilidad de compartirlo con tus amigos. Significará mucho para nosotros 🙂

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Explore more travel tips